Autor: UNOi

Fecha: 13 de mayo de 2016

Actividades extraescolares, ¿cuánto es mucho?

De acuerdo con los expertos, puede pensarse que las actividades extraescolares son demasiadas cuando interfieren con el resto de la vida del niño. Si estas […]

De acuerdo con los expertos, puede pensarse que las actividades extraescolares son demasiadas cuando interfieren con el resto de la vida del niño. Si estas actividades no le dejan tiempo para dedicar a sus amigos, completar la tarea escolar, participar en familia y dormir al menos ocho horas, habría que considerar una revisión.

Desde luego es sano que para su desarrollo los niños realicen otras actividades además de las académicas, pero en la elección hay que tomar en cuenta sus preferencias y no las nuestras. Algunos papás parecieran obsesionados en que sus hijos sean el próximo Messi, la reencarnación de Mozart  o de la mismísima Pavlova. Escucharlos puede revelar otras opciones, incluso desconocidas para ti.

El equilibrio entre juego, ocio y descanso es fundamental. El niño debe disponer de tiempo y espacio para pensar por sí mismo, ser creativo y acceder a sus propios recursos internos. Además, debe existir la confianza para que siempre pueda hablar contigo si siente que está demasiado ocupado y necesita descansar, o si quisiera hacer algo diferente.

Si atendemos estas necesidades quizá no haya que trabajar tiempo extra para pagar las clases adicionales y podamos entonces pasar más tiempo de calidad con ellos.

________________________________________